La pandemia ha sido difícil para todos, pero algunas de las más afectadas han sido las mamás que trabajan remuneradamente. Desde el inicio de la crisis, todas aumentaron la cantidad de horas que dedican a la semana al cuidado de los hijos, algunas perdieron sus empleos y de acuerdo a la última encuesta hecha por la consultora McKinsey, 42% de las mamás trabajadoras dicen sufrir de agotamiento y casi 40% están exhaustas.

Negocia lo que tú quieres explicando cómo eso va a afectar o beneficiar a los demás.

Por otra parte, la incertidumbre sanitaria y la inestabilidad económica han cambiado el mercado laboral, dándole más poder a los colaboradores y colaboradoras. No es tan simple como antes aceptar un empleo, los trabajadores y trabajadoras buscan beneficios de salud, flexibilidad horaria y una cultura empresarial comprensiva y estimulante. Todo eso hace que sea más fácil que nunca pedir lo que quieres en tu trabajo.

Si estás agotada, necesitas dedicar un tiempo para ti y recargarte de energía, aquí en Proyecto Moms te dejamos algunos consejos para conseguir lo que necesitas de tu empleo:

  1. La regla de oro para que negociar como mujer es explicar el impacto que su propuesta tendrá en otros. La sociedad ya ha definido las expectativas de que “las mujeres tienen que cuidar de los demás” usa esa noción a tu favor. Si propones lo que quieres detallando cómo va a afectar a los otros, disminuyen la probabilidad de que te digan que no.

Un mundo donde las mamás trabajadoras piden aumentos de sueldo, vacaciones y flexibilidad, es más posible ahora en este contexto pos-pandemia.

 

  1. Cuando converses con tu jefatura, comienza recordando lo que has logrado, lo que estás a punto de lograr y lo que necesitas para alcanzar ese objetivo. “El semestre pasado conseguí 115% de mi meta y lo voy a hacer de nuevo este semestre. Estaba pensando en cómo maximizar mi trabajo para la empresa…”
  2. Pide horarios flexibles. Si la pandemia ya no incorporó la flexibilidad a tu empresa, este es el momento perfecto para pedirla. Determina cuál es el horario en que eres más productiva, explícalo y di que tu trabajo se va a ver beneficiado.
  3. Pide vacaciones. Estos años de pandemia han sido agotadores y estresantes. Si necesitas un descanso, no tengas miedo en pedirlo. Actualmente, reemplazar un colaborador cuesta el doble de recursos a las empresas, así que van a preferir mantenerte y darte un descanso. Deja claro que estás comprometida con la empresa y que quieres continuar.
  4. Pide ayuda adicional. A veces lo más simple es delegar algunas de las tareas menos importantes para otra persona. Si lo planteas como que quieres que tu foco esté en los grandes objetivos, vas a encontrar poca resistencia.

Recuerda que mereces disfrutar de tu trabajo, para poder dar lo mejor de ti misma y avanzar en tu carrera, y si eso significa pasar un poco más de tiempo con tu familia para recargarte, entonces eso es lo que necesitas conseguir.

 

Únete a ProyectoMoms, accederás a trabajos y oportunidades de reinvención laboral

 

FUENTE: https://www.workingmother.com/script-for-burned-out-moms

https://www.mckinsey.com/featured-insights/diversity-and-inclusion/women-in-the-workplace