Trabajar remotamente tiene sus beneficios. Hay más distracciones personales, interrupciones de familiares y caos en general que pueden hacer que te sientas perdido y se te acumulen las tareas. La gracia es que trabajar desde la casa te ayude a sentirte más empoderada o empoderado, pudiendo disfrutar mejor de tu tiempo y sintiéndote más en equilibrio. En Proyecto Moms te dejamos algunos consejos que te ayudarán a tomar control de tu vida profesional, incluso desde la casa.

Usa la hora de almuerzo para hacer lo que quieras. Aprovecha ese tiempo para ti.

  1. Atrévete a pedir cambiar tus horarios de trabajo. Si trabajas responsablemente, siempre estás ahí en las reuniones y entregas los resultados cuando te lo piden, lo más probable es que tu jefe o empleador no tenga problemas en ofrecerte un poco de flexibilidad. Si haces tiempo para disfrutar de otras cosas que te gustan, vas a llevar una vida más equilibrada y serás más eficiente en tu trabajo.
  2. Usa tu hora de almuerzo para lo que quieras. Es una lata comer frente al computador, pero vale la pena si en compensación vas a usar ese tiempo contabilizado en tu horario de trabajo para hacer otras cosas que te gustan o que te van a ayudar con otros aspectos de tu vida. Sale a dar una caminata, pon la ropa a lavar o pasea al perro, cualquier cosa que quieras.
  3. No necesitas trabajar literalmente desde la casa. Es verdad que todavía hay restricciones a raíz de la pandemia, pero el trabajo remoto te permite ir a casi cualquier parte para hacerlo. Puedes ir a un parque, una cafetería que te guste u otro lugar que te ayude a dar variedad a tus días.

Siempre ten un plan B por si se te cae la wi-fi. Quedarse sin internet es lo peor que le puede pasar al trabajador remoto.

  1. Planifica citas de trabajo en persona con algún colega. El distanciamiento social tiene muchos efectos negativos en nuestra salud mental, pero ahora que el plan de vacunación ya está ampliamente aplicado, puedes reunirte una vez a la semana con alguien de tu trabajo que te caiga bien y con quien trabajes bien. Se toman un café, conversan un poco y después trabajan. Te va a dar mucho alivio mental.
  2. Ten respaldo para tu internet. Si por cualquier motivo se te cae la wi-fi, tienes que tener un plan B listo. Para quienes trabajan remotamente la conexión a internet es todo. Sin importar dónde estés, piensa en lugares cercanos o casas de familiares que te podrían ayudar si se te cae la conexión.
  3. Baja aplicaciones que te ayudan a estar conectado con el trabajo. Esto te permite que puedas estar en la fila del supermercado respondiendo mensajes de tu jefe y así resolver otras cosas mientras sigues siendo responsable por tu empleo.
  4. Dedica un espacio de tu casa para trabajar. Este límite físico ayuda con el límite psicológico que divide lo doméstico de lo profesional. Compra una buena silla, un escritorio cómodo y un mouse y teclado con buenos apoyos para garantizar que vas a trabajar bien.
  5. Prepárate para comenzar tu dia. Aunque nadie te esté viendo, prepararte para empezar el día, aunque sea una ropa simple, te ayuda psicológicamente a trabajar con más dedicación y a sentir que estás siendo eficiente. Es cómodo trabajar en pijamas, pero cuando son las 3:00 de la tarde y ni te has duchado, te puede hacer sentir peor.
  6. Respeta tu tiempo de trabajo y pide a tus seres queridos que también lo hagan. A veces los otros pueden pensar que, porque estás sentado en el computador de la casa, no estás trabajando y suelen interrumpir con trivialidades más de lo necesario. Conversa de antemano y pídeles que por favor no te molesten a no ser que sea urgente durante tu horario de trabajo.

 

Únete a ProyectoMoms, accederás a trabajos y oportunidades de reinvención laboral

 

 

FUENTE: https://www.buzzfeed.com/eviecarrick/remote-work-tips-i-wish-i-knew-sooner?utm_source=pocket-app&utm_medium=share