El pasado 2020 aceleró la adopción de estrategias digitales en el trabajo, haciendo que la comunicación y operaciones laborales a través de plataformas sea la norma. Esto puso en evidencia lo esencial en las habilidades profesionales de los líderes del futuro, incluyendo la alfabetización digital, el potencial de innovación y la habilidad de siempre tener la curiosidad de aprender.

“La función de analítica dentro de RR.HH. tiene que tomar un rol primordial pos-pandemia”

 

Ya no basta con sólo tener un profesional en el departamento de Recursos Humanos que haga análisis de datos. A menos que tengas profesionales y líderes dentro del área que realmente entiendan y piensen en datos, todo lo que terminarás haciendo con la función de analítica es crear más y más reportes del área. La función de análisis de datos tiene que ser activa y que sus conclusiones tengan efectos inmediatos en los grupos de trabajo.

El análisis de datos de Recursos Humanos puede ayudar inmensamente a predecir el futuro y usarlo para hacer una planificación estratégica adecuada sobre las necesidades de tus equipos de trabajo y fuerza laboral, percibir tempranamente las tendencias, oportunidades y anticipar el desgaste y estrés. Actualmente las organizaciones tienen acceso a mucha más información y frente a eso el papel de RR.HH. tiene que estar mucho más activo y dedicado a abrir los ojos y ver el panorama general.

El capital humano siempre va a ser parte vital de la estrategia de RR.HH. o la toma de decisiones dentro de una empresa. La pregunta es: ¿con qué estás informando a este capital humano? El objetivo es que las decisiones vayan cada vez acercándose más a ser basadas en datos, que nos ayudarán a cambiar el foco y tener información adecuada sobre todo lo que ocurre en tu empresa.

“La tecnología actual nos permite medir el desempeño de la cultura y agilidad de las empresas en cualquier momento”

 

Hoy en día se puede medir la cultura, el potencial y la agilidad de cualquier organización. Tradicionalmente estas eran áreas en donde no teníamos herramientas de medición, hoy en día, hemos llegado a un punto en que podemos no tan solo medir, si no también basar estrategias y decisiones futuras para la compañía y los equipos al interior de ella.

Toda nueva tecnología trae también nuevos riesgos y oportunidades, sobre todo cuando se habla de sesgos, por ejemplo. Sin la tecnología y sin los datos de salida que estas nos proporcionan, los sesgos se agudizan aún más al momento de tomar decisiones. Cómo se usa la información sé que requiere conocimiento y experiencia para utilizar y conseguir el equilibrio entre lo que la información nos proporciona versus el contexto en el que se envuelve tu empresa, luego de esto será más simple tomar acertadas decisiones basado en aquello.

 

Contrata Talentosas mujeres en nuestra plataforma