Ahora que muchas organizaciones están volviendo a exigir que sus colaboradores trabajen presencial en la oficina, al menos algunos días a la semana, las mamás y papás tienen que organizar y pensar sobre quién va a cuidar a los niños. Muchos colegios todavía siguen funcionando online y ahora con las vacaciones de invierno, parece que organizar quién se queda con tus hijos no es simple.

Empieza con una imagen realista de tu situación y lo que tu familia necesita.

 

Es normal sentir ansiedad. En este contexto de pandemia parece que cada día trae un imprevisto y hay que pensar en una nueva forma de organizar las cosas. Pero no te preocupes, muchos están pasando por la misma situación y una de las cosas más valiosas que nos ha enseñado la pandemia es la capacidad que tenemos de apoyarnos unos a otros y de ser resilientes.

En Proyecto Moms te dejamos algunos consejos para organizar quién cuida a los niños si es que tienes que volver a la oficina.

  1. Empieza evaluando la realidad y necesidades de tu familia. Piensa en los traslados necesarios, los compromisos al final del día o la fase en la que están pasando tus hijos. Una vez que sepas qué necesitan los tuyos, te será más fácil construir la red de apoyo que necesitan.
  2. Encuentra una familia amiga. Si es que ya no la encontraste en la pandemia, encuentra unos vecinos cercanos o familiares con los que puedas verte frecuentemente sin muchas preocupaciones sanitarias, porque sólo se visitan entre ustedes. Así puede ser más fácil ayudarse a cuidar a los hijos, preparar las comidas y planificar los fines de semana.
  3. Construye una red de profesionales que te van a ayudar. Esto es algo que toda familia debería hacer independiente de la pandemia, que es entrevistar y cuidadosamente escoger niñeras, profesores y cuidadores pagados en quienes puedes confiar y a quienes puedes llamar en caso de emergencias. Si ya tienes tu red, sólo necesitas entrar en contacto de nuevo y ver si están disponibles.
  4. Conversa con tu jefe sobre la flexibilidad. Ni el mejor sistema puede servir para todos los imprevistos, así que habrá más de una vez que serás tú quien tiene que dejar de lado el trabajo para cuidar a los niños. Sé clara y directa sobre las particularidades de tu familia, para no crear falsas expectativas en tu empresa. Ahora con la pandemia la flexibilidad es más común que antes, pero siempre es bueno conversar sobre lo que puedes necesitar.

 

Conversa con tu empleador sobre la flexibilidad que pueden ofrecer, como qué tipo de reuniones o tareas se pueden hacer remotamente.

 

 

 

¿Buscas reclutar talentosas mujeres para tu organización? 


 

 

 

 

FUENTE: https://hbr.org/2021/07/4-tips-to-manage-childcare-when-you-go-back-to-the-office