A medida que el programa de vacunación se extiende en Chile y el mundo, las oficinas están reabriendo poco a poco. Esas son buenas noticias para quienes necesitan liberarse un poco de las últimas cuarentenas y sus fases, pero este retorno también puede generar mucha ansiedad sobre las preocupaciones sanitarias, las responsabilidades de cuidado de la familia o incluso la reinserción en el antiguo formato de trabajo.

Algunos no pueden esperar a ver a sus colegas en persona, mientras que otros simplemente no están listos.

Para tranquilizar a tus equipos de trabajo con el retorno post pandemia, hay algunas estrategias que te pueden ayudar a navegar más tranquilamente estas aguas desconocidas para todos.

  1. Averigua cómo se sienten las personas. No asumas que tus empleados te van a decir lo que sienten. Muchos tienen miedo de ser vistos como débiles o poco profesionales, así que encárgate de preguntar sobre sus experiencias incluso de forma anónima. Cuando tengas las respuestas crea un plan de acuerdo a ellas y conversa directamente con los equipos para que sepan que fueron escuchados.
  2. Ofrece flexibilidad cuando sea posible. Por lo menos al principio, la transición debería ser híbrida, dándoles opciones a tus profesionales sobre cómo y cuándo tienen que ir a la oficina. Muchos incluso pueden aceptar volver a la oficina sólo dentro del modelo híbrido.
  3. Explica el porqué. Cuando las personas tienen que hacer algo que les causa ansiedad puede ayudarles el entender los motivos. Encárgate de comunicar bien la visión desde la gerencia de la empresa para que las personas entiendan el plan de forma razonable. También es importante que los empleados vean el valor que tiene la vuelta a los escritorios y que sepan que no fue una decisión impulsiva, si no bien pensada.

 

Permite espacio para una variedad de emociones, desde la satisfacción a la ansiedad, siendo respetuoso y flexible y ofreciendo seguridad psicológica.

 

  1. No hagas promesas que no puedes cumplir. No puedes garantizar a quienes tienen miedos de contagio que no van a enfermarse volviendo a la oficina, ni tampoco puedes prometerle a los que quieren seguir trabajando desde la casa que sus carreras no se verán afectadas. Sé realista sobre los potenciales impactos y honesto sobre los problemas que pueden surgir.
  2. Usa tu empatía. Sin importar el mensaje que tengas que comunicar o cuán flexible puedes ser con los empleados más ansiosos, hazlo con compasión, delicadeza y empatía. Usa un consejo de los doctores que tienen que decir malas noticias a sus pacientes, porque estudios muestran que si lo hacen con compasión eso reduce enormemente la ansiedad.

 

 

¿Buscas reclutar talentosas mujeres para tu organización? 


 

FUENTE: https://hbr.org/2021/07/help-your-employees-who-are-anxious-about-returning-to-the-office