Usualmente la llegada de marzo implica el comienzo oficial del año, fin de las vacaciones y de vuelta a la vida normal. Sin embargo este 2021, después de la instauración de la crisis sanitaria y sus diferentes variables, será un año lejos de lo normal. Las empresas en todo el mundo tienen que definir (probablemente más de una vez durante este año) cuál será el modelo de trabajo que van a implementar: ¿full-time en la oficina, totalmente remoto o una mezcla de ambos?

Volver a la oficina, trae algunas ventajas, como puede ser, ofrecer un sentido de normalidad para las personas, conexión entre los equipos de trabajo y una nueva perspectiva para reiniciar las actividades de la empresa. Pero también implica una serie de mudanzas en lo que se consideraba cotidiano, como el uso de máscaras, mantener la distancia social entre los empleados, la oferta constante de desinfectantes y prácticas de aseo reforzadas.

Redefinir el modelo de trabajo para 2021 es una oportunidad de incrementar la flexibilidad horaria y mejorar la diversidad de los equipos de trabajo.

 

Por otra parte, el 2020 demostró que es posible decirle adiós a la oficina (en la mayoría de los rubros) y trabajar totalmente remoto. Este modelo le permitiría a Recursos Humanos contratar talento de prácticamente todo el mundo, destinar los recursos antes usados para el arriendo y mantención de oficinas, aprovechar al máximo las herramientas digitales, desde chat online hasta un software para el pago de sueldos, y beneficiarse de los empleados trabajando desde un ambiente en el que se sienten totalmente cómodos. Sin embargo, los desafíos son crear un ambiente de trabajo remoto sin problemas, que mantenga el bienestar y garantice la productividad.

Hay algunos problemas que, sin importar el modelo de trabajo, van a persistir, como el agotamiento y estrés, las ausencias laborales y las interrupciones del flujo laboral. Pero es justo decir que muchos líderes están optando por el modelo híbrido, usando los mejores aspectos de ambos extremos para construir culturales laborales que se adecuen a las metas y objetivos de la empresa, así como a las necesidades de los profesionales.

 

Aprovechar las herramientas tecnológicas disponibles para mejorar tu empresa y cultura laboral es esencial para redefinir el futuro profesional de las próximas décadas.

 

Con todo, tenemos que tener en cuenta que durante los próximos 12 a 18 meses cualquier adopción de modelo tiene que ser flexible y dispuesta a adaptarse al cambio de las circunstancias en relación a la pandemia del coronavirus, sus nuevas variantes y el calendario de vacunación. Por eso es fundamental que el departamento de Recursos Humanos implemente una estrategia de comunicación efectiva para que los empleados tengan certeza de cómo va a ser el futuro inmediato, pintando el panorama de todo lo que podría pasar y siendo transparente con cada nuevo acontecimiento.

Crear estrategias que fomenten la capacitación constante, aprovechando las herramientas tecnológicas disponibles para que los empleados puedan acceder a cursos y talleres para mejorar sus habilidades no solo va a garantizar que su fuerza laboral esté en la vanguardia del mercado si no también ayudará a aumentar la motivación, la confianza y disminuir el estrés. Todo lo que finalmente va a repercutir en una mejoría para la productividad y rentabilidad de tu empresa.

Recluta talentosas mujeres en nuestra plataforma