Trabajar desde la casa tiene muchísimos beneficios: Evitamos el tráfico para llegar y salir de la oficina, se puede trabajar en cualquier vestimenta, y puedes administrar con más libertad tu tiempo. Por otra parte, si no tienes un escritorio bien preparado, puede que tu eficiencia disminuya radicalmente y trabajar desde la casa sea más caótico y estresante.

Si eres capaz de superar las distracciones de la TV, las redes sociales o tus hijos gritando mientras el perro pide comida, trabajar desde la casa puede ser perfecto para ti. Para la mayoría de nosotros ese cambio implica una adaptación, no sólo física, para crear un escritorio adecuados si es que no tenías antes de la pandemia, como mental, para saber cómo estructurar tu día, definiendo límites adecuado entre tus responsabilidades domésticas y las profesionales.

Para tener éxito trabajando desde la casa, tienes que organizar tu tiempo y tu espacio de manera eficiente.

 

Si sabes identificar los hábitos que hacen tu trabajo más o menos productivo, puedes adaptarlos para que tu valioso tiempo sea aprovechada de la mejor forma para todos. En Proyecto Moms te indicamos algunas de las cosas que puedes corregir si estás trabajando desde la casa:

  1. Horarios de trabajo diferidos para todos. Una de las cosas más desafiantes es mantener la concentración en el trabajo cuando hay tantas otras cosas que pasan en la casa. Para reducir estas distracciones, es más fácil si tú, tu pareja y tus hijos todos se sientan al mismo tiempo a trabajar o hacer las tareas escolares.
  2. Trabajar en el lugar definido en la casa. Una parte clave es asegurarte de que tu escritorio está ubicado en un lugar adecuada. Elige un lugar que te dé privacidad, especialmente si tienes que hacer muchas videollamadas. Es perfecto si tienes una puerta que puedes cerrar, lo que también ayuda psicológicamente a definir los límites entre casa y trabajo.
  3. Planifica tu día. Si defines claramente para cada día las metas que quieres alcanzar, eso te ayuda a volver a lo programado cuando surjan las distracciones, que de seguro van a surgir. Usa una papel y lápiz, aplicaciones o agendas digitales para escribir todas las cosas que quieres hacer, recuerda que los estudios indican que escribir a mano nos ayuda a recordar mejor las cosas.

Según estudios neurológicos, escribir las cosas a mano nos ayuda a recordar mejor lo que tenemos que hacer.

  1. Priorizar. Es fundamental que sepas definir adecuadamente el uso de tu tiempo, ordenando tus quehaceres de lo más difícil a lo más fácil, porque cuando comienzas el día tienes más energía para hacer las cosas más complejas. También es importante que sepas dejar de lado, por mientras, hacer cualquier cosa que no te va a ayudar con tus metas.
  2. Recuerda hacer pausas. Lo que tienes que evitar de cualquier manera es el agotamiento. Si te quedas sin energía, no vas a poder seguir haciendo todas las cosas que están a tu cargo. Por eso es más responsable si te tomas unas pausas para desconectar y recargar tu energía. Recuerda que en ese tiempo no debes hacer nada relacionado con el trabajo. Aprovecha de estar con otros miembros de tu familia o salir al balcón a tomar un poco de aire. Un buen sistema es concentrarse en el trabajo por 90 minutos y después hacer una pausa de 15.

 

 

Únete a ProyectoMoms, accederás a trabajos y oportunidades de reinvención laboral

 

FUENTE:

https://www.businessinsider.com/mistakes-ruining-your-productivity-and-efficiency-working-remotely-from-home-2021-9?utm_source=pocket-app&utm_medium=share