Ya se ha dicho mucho, pero aún no está demás, la pandemia que atravesamos el pasado 2020 causó enormes retrocesos en materia de igualdad de género en el frente profesional, intensificando los problemas que las mujeres ya tenían que enfrentar, y causando que muchas profesionales en todo el mundo tuviesen que abandonar sus empleos para dedicarse ahora a cuidar full-time a sus hijos, haciendo muchas veces, de «Profesoras» al mismo tiempo.

Hoy que conmemoramos el Día Internacional de las Mujeres y toma más relevancia que nunca reforzar el siguiente mensaje, el foco de género no puede faltar en los planes de recuperación de la recesión económica de 2020. Ya estábamos atrasados antes de la pandemia y ahora el desequilibrio se ha acentuado tanto que, de acuerdo a la Comisión Europea, no hay un solo país que esté al día para cumplir las metas de igualdad de género de la ONU para 2030.

Un informe de la UE de noviembre pasado estima que la tasa de desempleo por la pandemia entre las mujeres es 1,8 veces mayor que entre los hombres.

 

Las decisiones que las empresas de Chile y el mundo tomen hoy van a tener un impacto en la paridad de género durante las siguientes décadas, por eso que es tan importante que tengamos conciencia en la reconstrucción y reactivación de nuestras organizaciones, es fundamental tener una mirada de futuro, sabiendo que los modelos de trabajo que estamos implementando este 2021 van a perfilar el Chile del mañana. Es fundamental recordar que se la consultora McKinsey estima que, si para 2025 se alcanza la equidad de género profesional, el producto interno bruto mundial aumentaría en 12 billones de dólares.

Según el estudio Women in the Workplace (Las mujeres en el trabajo) realizado en Estados Unidos en el segundo semestre del año pasado, una de cada cuatro mujeres está pensando seriamente abandonar sus profesiones o ponerlas en tercer plano para dedicarse a cuidar a sus familias. Este dato hubiera sido impensable antes de la pandemia. Lamentablemente, esto también implica un aumento de la pobreza femenina en 9,1%. La crisis con certeza tiene paralelos en Chile y en la mayoría de los países del mundo.

Por eso que en la reconstrucción de los planes de trabajo para este 2021 y los próximos años es fundamental que los empleadores tengan en cuenta que la flexibilidad y una cultura de trabajo empática son esenciales para permitir que una fuerza laboral más diversa y equilibrada. Si quieres acceder al mejor talento para tu empresa, entonces piensa en crear un esquema de trabajo que le permita a cualquier profesional dar lo mejor de sí y mejorar el desempeño y la rentabilidad de tu organización.

La empresa con más equidad de género en el mundo, el banco noruego DNB ASA, dice que la clave del éxito es ofrecer servicios de cuidado de niños a los empleados.

La crisis sanitaria causó retrocesos de media década en la equidad de género, pero ahora la lenta reconstrucción y reactivación de los sectores presenta una oportunidad invaluable de invertir para crear oportunidades flexibles, con servicios de cuidados de niños y una cultura inclusiva que le permita a las mujeres y personas de diversos orígenes desempeñarse profesionalmente beneficiando a tu empresa y la sociedad como un todo.

Recluta talentosas mujeres en nuestra plataforma