Estamos entrando al segundo año de pandemia, otro de los aspectos que Recursos Humanos tiene que repensar es el del aprendizaje y desarrollo de los empleados en contexto de cuarentena y la crisis sanitaria.

Los profesionales están trabajando desde sus casas, teniendo que lidiar con muchas responsabilidades en el mismo espacio físico, sintiéndose estresados por la sobrecarga y ansiosos respecto al futuro. Trabajar así es simplemente diferente, muchos pueden sentirse menos productivos, poco desafiados o conectados con su empresa y sin muchas posibilidades de crecimiento.

En este contexto es que una nueva estrategia de aprendizaje y desarrollo se vuelve tan importante para los empleados, pero también para la empresa, que puede capitalizar en el mediano a largo plazo las nuevas habilidades aprendidas por sus profesionales para guiar a la organización en el escenario cambiante de esta crisis.

En Proyecto Moms te dejamos cuatro consejos para empezar a organizar tu plan de aprendizaje y desarrollo:

  1. Determina la capacidad de tus colaboradores. Conversa con tus trabajadores para entender bien cuáles son las condiciones de su vida en esta situación de trabajo remoto. Ayúdalos a pensar sobre cuáles son las cosas que los entusiasma aprender. Tener empatía sobre sus limitaciones, dificultades y aspiraciones te ayudará a diseñar un mejor plan.
  2. Piensa en el futuro. Trata de hacer un cálculo de cómo será el futuro de tu empresa y cuáles serán las habilidades más necesarias de acuerdo al clima actual del mercado. ¿Seguirán trabajando de forma remota? ¿Qué herramientas van a necesitar? ¿Cómo puedes mantener el compromiso con la empresa?
  3. Aprovecha de la contingencia. La crisis no tiene precedentes en las últimas décadas, por lo que vale tener una mentalidad un poco de principiante para diseñar el modelo de aprendizaje y desarrollo. Si te tomas tu tiempo para explorar bien lo que tus empleados quieren aprender podrás conectarlo mejor con los objetivos de largo plazo de tu empresa. Es un buen momento para innovar y crear nuevos modelos.
  4. Piensa en el formato. Si te has dedicado a conocer bien a tus empleados podrás determinar con más facilidad qué tipo de formato es más atractivo y relevante para que aprendan las nuevas habilidades necesarias. Puede ser un podcast, un video de Tik Tok, un concurso de conocimiento, etc. Lo importante es ser innovador y mantenerlos entusiasmados.

El contenido a ser aprendido debería poder comunicarse en una forma que es más significativa y atractiva para tus empleados.

Los modelos de aprendizaje y desarrollo deberían centrarse en los desafíos de negocio y alinearse con las metas profesionales individuales.

Reframing L&D for the pandemic mind

¿Buscas reclutar talentosas mujeres para tu organización?