La pandemia ha obligado a muchas personas a reevaluar cómo sus vidas están organizadas y cuáles son sus prioridades, lo que, para muchos, queriendo o no, significa renunciar, dejar sus trabajos remunerados. Este éxodo de profesionales, que a veces se van sin tener otra oferta, es algo que las empresas tienen que pensar si quieren retener el talento.

36% de los trabajadores que han renunciado lo hicieron sin tener otra oferta de trabajo, según estudio de la consultora McKinsey.

Ofrecer un aumento de sueldo es muy efectivo, pero no es la única forma en que las organizaciones pueden hacer que sus empleados se sientan valorados. Durante esta crisis desatada por el coronavirus muchos están repensando varios aspectos de sus vidas y lo que quieren es que sus vidas tengan más sentido, que las horas que dedican a una actividad sean significativas, que hagan una diferencia.

Un estudio hecho por la consultora McKinsey en varios países encontró que, de los casi 6.000 empleados encuestados, 40% dijo que es “al menos probable” que renuncien en los próximos seis meses. Más de la mitad de los trabajadores que ya renunció dice que lo hizo por no sentirse valorado o no sentir que pertenecen a la empresa, lo que muestra que el motivo no es necesariamente económico. Es por eso que la cultura organizacional y cultivar relaciones positivas entre los integrantes de los equipos de trabajo es tan crucial para generar compromiso con la compañía y dar un propósito para los trabajadores.

 Los empleados le están dando más prioridad a las relaciones y significado que les entregan sus trabajos.

Los aumentos salariales son importantes para muchos trabajadores, pero si las empresas quieren realmente retener a su talento, deberían dialogar más con sus empleados y comprender qué es lo que en verdad necesitan. Las empresas pueden reflexionar si es que tienen líderes tóxicos en su gerencia, si los beneficios que ofrecen están de acuerdo con las prioridades de sus profesionales o si les entregan oportunidades de crecimiento y desarrollo.

La encuesta también se realizó a 250 empleadores de diferentes países y mostró que ellos todavía creen que sus colaboradores se han ido por falta de motivación económica , cuando en realidad ellos están apuntando a otras cosas, como la satisfacción personal, el lugar donde viven y las conexiones que tienen con sus colegas como motivos prioritarios.

 

 

¿Buscas reclutar talentosas mujeres para tu organización? 


FUENTES:

https://www.mckinsey.com/business-functions/organization/our-insights/great-attrition-or-great-attraction-the-choice-is-yours

https://www.latimes.com/business/story/2021-09-08/how-to-retain-staff-workers-quitting