Por causa de la crisis generada por la pandemia muchas mujeres en Chile y todo el mundo se vieron obligadas a renunciar a sus trabajos para concentrarse en cuidar a los hijos, los parientes enfermos y los quehaceres domésticos durante las múltiples cuarentenas. A pesar de eso, las cosas están volviendo lentamente a la normalidad, la flexibilidad horaria parece ser ampliamente aceptada, el modelo híbrido de trabajo la norma y hay ciertos aspectos en que las mujeres mostraron más liderazgo y resiliencia en las empresas durante los peores momentos de la crisis.

Las mujeres con 40 y tantos van a renovar la fuerza laboral.

Todas esas condiciones parecen estar favoreciendo a las mujeres que se alejaron de sus empleos por diferentes motivos. Ya es sabido que muchas se toman una pausa en sus carreras o disminuyen su carga horaria cuando tienen 30 y tantos para dedicarse a sus hijos. Pero después de los 40, cuando los hijos están más grandes, es una buena oportunidad para volver al mundo laboral. Y ahora que se ha dado mucho énfasis en la igualdad de género, las empresas están empezando a hacer caso y a preferir talento sobre juventud.

Sin tener responsabilidades de mamá tan demandantes, con excelente capacidad de multitasking y más experiencia, las mujeres en los 40 son profesionales capaces y atractivos para las empresas. Con la cultura de la flexibilidad horaria bastante extendida en nuestro país, las posibilidades están aumentando para estas profesionales.

Si estás en tus 30 y te estás tomando una pausa para cuidar a tus hijos, te dejamos algunos consejos para prepararse y volver a tu carrera cuando sea el momento adecuado:

  1. Aprovecha tu tiempo para mantenerte al día en tu campo. Lee las últimas tendencias, infórmate de los nuevos avances y de cómo está cambiando el nicho en el que trabajas.

No dejes tu personal branding de lado y mantente visible a través de tus redes sociales.

  1. Capacítate. Haz algunos cursos para seguir perfeccionando tus habilidades y renovar lo que escribas en tu currículum.
  2. Mantén tu marca personal activa. Hoy en día todo mundo tiene que trabajar su personal branding. Usa las redes sociales en tu beneficio y escribe posts u opiniones sobre lo que está pasando en tu campo para que tu marca siga visible.
  3. Aprovecha la maternidad para entrenar tu resiliencia emocional. Independiente si es en el trabajo o en la casa, estar consciente de tus emociones es fundamental para mantener un ambiente agradable, organizado y conducente a la productividad. Saber cómo te sientes en cada momento, te ayuda a tomar distancia de tus emociones, tomar mejores decisiones y hacer el estrés más llevadero.

 

¿Buscas reclutar talentosas mujeres para tu organización? 


 

FUENTE: https://www.forbes.com/sites/forbescoachescouncil/2021/02/09/five-trends-driving-the-future-of-working-women/?sh=3eb59404340c